25 años de experiencia en un sector que nos apasiona
Llámanos 91 521 0333

Nuevo iPhone SE: un celular con cuerpo de iPhone 5S y poderío de iPhone 6S

Nuevo iPhone SE: un celular con cuerpo de iPhone 5S y poderío de iPhone 6S
20 abril, 2016 Centro Electrónica

Sin dar más rodeos, el iPhone SE es una excelente opción para alguien que aún tenga un iPhone 5S o que quiera comprar su primer iPhone; el modelo con 16GB de almacenamiento es el iPhone más barato jamás lanzado (aunque poco recomendable, como explicamos abajo).

Sin embargo, el iPhone SE no es una buena opción para alguien con un iPhone 6, 6 Plus, iPhone 6S y 6S Plus o alguien que guste de tener la tecnología iOS más reciente, o Androids de primera como los Samsung Galaxy S7. Para esa gente será mejor esperar al inminente iPhone 7, que debe de llegar en septiembre.

Un diseño ‘retro’
Lo primero que destaca del iPhone SE es lo similar que es al iPhone 5S. Su diseño de aluminio y vidrio es — prácticamente — idéntico, y si no fuera por el color oro rosado de la unidad de prueba, pensaría que es un 5S hecho y derecho (es la primera vez que un iPhone de 4 pulgadas viene en este tono).

Las únicas diferencias en su estética exterior con su ancestro son unos bordes biselados que ahora son color mate en vez de brillante — algo increíblemente sutil que pasará desapercibido para la mayoría — y el logotipo en la espalda, que está hecho de acero inoxidable, frente a un grabado en el 5S.

Por supuesto, la falta de innovación en el departamento del diseño decepciona, porque a fin de cuentas este es un diseño introducido, en gran medida, con el iPhone 5 de 2012.

Sin embargo, vale la pena recordar las cualidades ergonómicas de este diseño, cuyos lados son más gruesos y firmes que los costados curvos del iPhone 6 y modelos posteriores, que me parecen más resbaladizos. La pared plana de los lados del SE es un buen sitio para apoyar la mano durante su uso y para sostenerlo firmemente. Hay gente a quien no le gusta el enorme marco que rodea a la pantalla — ciertamente, es un teléfono con gruesos biseles — pero a mí no me molesta.

Además, el tamaño cabe perfectamente en la mano y no requiere de dedos extremadamente largos para abarcar la pantalla. Apple tuvo que crear una función llamada Reachability para que la gente con dedos más cortos pudiera alcanzar todos los apps en sus teléfonos más grandes. Esa función no es necesaria en el SE. Como en el 5S que usé por dos años, puedo escribir sin problemas con una sola mano en el SE.

El teléfono tiene los botones en la misma posición que el 5S: botón de encendido en la parte superior, botones de volumen en el costado izquierdo y el botón de Inicio, donde siempre. El botón de Inicio tiene la primera generación del lector de huellas Touch ID para desbloquear el teléfono y hacer pagos por Apple Pay (más sobre eso adelante).

Cuando comparé el Touch ID del SE con el del 6S, la diferencia fue prácticamente imperceptible (el del SE toma, si acaso, medio segundo más de tiempo en cargar la pantalla de Inicio). Sin embargo, al igual que me pasaba con el 5S, a veces hay que mover el pulgar un poco para encontrar el ángulo perfecto para desbloquear el teléfono, algo que no es necesario hacer con el Touch ID de segunda generación del iPhone 6S (que según la empresa es dos veces más rápido que el Touch ID original).

Las bocinas, el puerto Lightning y la entrada de audífonos de 3.5mm están en la base. El teléfono viene en colores negro (gris espacial), plata, dorado y rosa dorado (por primera vez en un iPhone de 4 pulgadas). Los tonos del aluminio color negro y oro son un poco diferentes a los del 5S, que eran más oscuros o menos definidos, e idénticos a los del iPhone 6S.
Mucho poder en poco espacio
El iPhone SE tiene el mismo procesador A9 de 64 bits del iPhone 6S, que según la empresa es dos veces más rápido que el A7 del iPhone 5S, y tiene 2GB de RAM.

En mis pruebas, el desempeño del teléfono se sintió igual que el de mi iPhone 6S. Usé apps como Instagram, Twitter, Feedly, Mail, Yahoo Mail, Facebook y Periscope, entre otras, y todas se desempeñaron en el SE exactamente igual que en el teléfono insignia de la empresa. Todos los apps cargaron a la misma velocidad, y ejecutaron operaciones de la misma forma, por lo menos ante mi ojo humano.

Tampoco noté la diferencia entre los teléfonos a la hora de la reproducción de videos desde el app de CNET o al navegar la Web para leer sitios de noticias, por ejemplo. Lo mismo con juegos como FIFA 16 UT, que se desempeñó muy bien y sin rezagos. También jugué un poco con Warhammer 40,000: Freeblade y el desempeño fue igualmente excelente.

Creo que es un lujo tener un chip de esta potencia en un cuerpo tan compacto, y seguramente habrá consumidores que aprecien gozar de esta combinación. El SE también tiene el procesador de movimiento M9, que viene integrado al A9 y permite usar la función «Hey, Siri» para llamar a al asistente virtual cuando el dispositivo está apagado. El M9 también sirve para hacer una cuenta más precisa de pasos y de otras actividades físicas.
La pantalla Retina del SE es de 1,136×640 pixeles (con 326ppp, tiene la misma resolución de la pantalla del iPhone 5S). Ante mi ojo humano — de nuevo — la pantalla del 6S me parece más brillante y mejor definida. El celular viene con iOS 9.3 que incluye la función Night Shift para ajustar el tono de la pantalla a la hora del día, añadiendo colores más cálidos.

A diferencia del iPhone 6S y 6S Plus, el SE no tiene interfaz de presión 3D Touch que permite abrir menús de apps con tan solo presionar un poco más fuerte sobre sus iconos (en lo personal no la uso, pero habrá gente que la extrañará).
En realidad, la mayor diferencia entre el SE y otros teléfonos disponibles de Apple es el tamaño de la pantalla, y ahí es donde en gustos se romperán géneros. A mí me gusta mucho este tamaño porque puedo controlar el teléfono con una sola mano y porque me es mucho más fácil escribir con el pulgar sin tener que deslizar tanto mis dedos por la pantalla, como sucede con la pantalla de 4.7 pulgadas del 6S. De hecho, desde que tengo el 6S (finales de septiembre) he sentido molestias en la mano por el esfuerzo que implica abarcar una pantalla tan grande. Siempre me gustó el tamaño del 5S, un teléfono que usé muchísimo por dos años, y por eso aprecio mucho el tamaño del SE.

Sin embargo, ahora que volví a las pantallas de 4 pulgadas lo primero que sobresale es lo apretado que queda el teclado. También, de primera impresión parece que hay menos apps en la pantalla, aunque en realidad son las mismas columnas — cuatro — pero una fila menos — seis vs. cinco — comparado con la pantalla del 6S.

En cuarto a portabilidad, el SE cabe mejor en el bolsillo que su hermano mayor, a pesar de ser más grueso. Mide 123.8mmx58.6mmx7.6mm (que son las mismas dimensiones del 5S). También me llamó la atención su peso: después de meses de no usar el 5S, sentí al SE muy ligero, a pesar de que son iguales en ese sentido (113 gramos vs. 112 gramos del 5S). Y aunque el 6S es más delgado (7.1mm vs. 7.6mm), pesa más (143gramos), lo cual es evidente cuando se pasa al uso de un teléfono al otro.
Es muy bueno tener más espacio de pantalla, sobre todo para alguien que use mucho su teléfono para leer, jugar o ver video. Pero el diseño del SE es muy portátil y ergonómico, y para algunas personas tendrá sentido hacer el sacrificio.

El SE viene en dos versiones: una de 16GB y una de 64GB. El absurdo de vender un teléfono de 16GB que puede hacer video 4K y monerías como Live Photos (que ocupan el doble de espacio que una foto normal) requiere su propio artículo. Basta decir que no debes considerar el modelo de 16GB a menos que no te guste hacer fotos, usar apps o videojuegos, grabar video, guardar música en tu dispositivo, ni nada que ocupe espacio de memoria. Si sueles hacer cualquiera de estas cosas, compra el de 64GB.

Buena duración, buena conexión
El iPhone SE tiene tecnología NFC que le permite usar Apple Pay para hacer pagos móviles en tiendas con terminales que tengan esta tecnología (basta usar Touch ID para autorizar los pagos). Es muy bueno que el teléfono de entrada de una fabricante tenga esta función.

El teléfono tiene conexión Wi-Fi 802.11ac de hasta 433Mbps, que es dos veces más rápida que la del 5S, según Apple. Trabaja con hasta 19 bandas LTE diferentes, y las velocidades 4G son hasta 50 por ciento más rápidas que las del iPhone 5S, dice la empresa. El teléfono soporta VoLTE y llamadas vía Wi-Fi, además de Bluetooth 4.2.

En cuanto al desempeño de la batería de iones de litio, Apple dice que dura hasta 14 horas de llamadas 3G y 13 horas de uso de Internet vía LTE o Wi-Fi. También, la empresa dice que dura 13 horas de reproducción continua de video. Dura hasta 10 días en reposo.

En nuestras pruebas, el SE promedió exactamente 13 horas de reproducción continua de video con el brillo y el audio al 50 por ciento, en modalidad de Avión y Night Shift apagado, exactamente lo mismo que dijo la empresa.

En comparación, la batería del iPhone 6 nos rindió 10.5 horas en la misma prueba de laboratorio.

Fuente http://www.cnet.com/es/analisis/apple-iphone-se/